celiaquia

Escrito por medilar2018 08-08-2018 en informacion. Comentarios (0)

¿Que es la celiaquia?

La enfermedad celiaca, también conocida como celiaquía o enteropatía sensible al gluten, se caracteriza por una inflamación de la mucosa del intestino delgado como consecuencia de una intolerancia inmunológica y permanente al gluten ingerido de la cebada, del trigo, el centeno y, en aquellos que tienen predisposición genética a sufrir la enfermedad, también a la avena.

"La enfermedad afecta tanto a niños como adultos de todas las edades. La relación mujer/varón es de dos diagnósticos en mujeres por cada diagnóstico en hombres", explica a CuidatePlus Julia Álvarez, coordinadora del  Área de Nutrición de la SEEN. "Está presente no sólo en Europa y en los países poblados por personas de ascendencia europea, sino también en Oriente Medio, Asia, Sudamérica y norte de África. Puede llegar a afectar al 1 por ciento de la población de los países occidentales".

Causas

La enfermedad celiaca es el resultado final de tres procesos que culminan en el daño de la mucosa intestinal: por un lado la predisposición genética, el sistema inmunológico del individuo y los factores medioambientales. "En este último caso me refiero al gluten, que se define como la fracción proteica que se encuentra exclusivamente en el trigo, cebada, centeno y avena. El gluten tiene cuatro componentes proteicos (gliadinas, gluteninas, albúminas y globulinas), de las cuales las gliadinas (alfa, beta, gama y omega) y las gluteninas son las proteinas más abundantes del  grano de trigo. Estas gluteninas son las responsables del daño intestinal en el enfermo celiaco", especifica Julia Álvarez, coordinadora del área de nutrición de la SEEN.  Resultado de imagen para celiaquia

Síntomas

La celiaquía puede tener síntomas muy diferentes. Sin embargo, los más comunes son la pérdida de apetito y, por tanto, de peso, fatiga, vómitos, diarrea, distensión abdominal, retraso del crecimiento, pérdida de masa muscular, anemia o alteraciones del estado de ánimo que pueden llevar a que en distintos momentos el celiaco está apático, irascible, triste o entre en periodos de introversión.

La evolución de los síntomas está supeditada a un factor: la edad.

Durante la infancia los síntomas más comunes suelen ser:

  1. Pelo frágil.
  2. Vómitos.
  3. Hipotrofia muscular en muslos, nalgas y brazos.
  4. Diarreas.
  5. anorexia.
  6. Distensión abdominal.
  7. Astenia.
  8. Irritabilidad.
  9. Introversión.
  10. Retraso en el crecimiento.
  11. Leucopenia

En la adolescencia muchos de estos síntomas evolucionan. Los celiacos adolescentes pueden tener:

  1. Hepatitis.
  2. Cefaleas.
  3. Anemia ferropénica.
  4. Estreñimiento.
  5. Diarrea.
  6. Dermatitis atópica.
  7. Estomatitis aftosa.
  8. Retraso puberal
  9. Dolor abdominal.
  10. Artritis crónica juvenil.
  11. Menarquía tardía.

Por último, en la edad adulta se recuperan algunos de los síntomas que pueden aparecer en la infancia:

  1. Estreñimiento.
  2. Diarrea.
  3. Astenia.
  4. Irritabilidad.
  5. Inapetencia.
  6. Apatía.
  7. Depresión.
  8. Cáncer digestivo.
  9. Hipertransaninemia.
  10. Osteoporosis.
  11. Anemia ferropénica.
  12. Menopausia precoz.
  13. Aborto.
  14. Infertilidad.
  15. Pérdida de peso.
  16. Colon irritable.
La enfermedad ha sido ilustrativamente definida como un trastorno camaleónico, que supone que habitualmente pueda presentarse como una inexplicable deficiencia de hierro, lesiones predominantemente cutáneas (dermatitis herpetiforme), alteraciones óseas (osteopenia y osteoporosis), neurológicas (ataxia cerebelosa, polineuropatías, esclerosis múltipleepilepsiamigrañas, etc)  o un aumento de transaminasas séricas, estando a menudo ausentes los trastornos digestivos. "Creo que es importante relacionar en la sospecha diagnóstica, los síntomas derivados los déficits de micronutrientes asociados como vitaminas liposolubles (AD, E y K), B6, B12, ácido fólico, cobre, zinc, además del hierro comentado anteriormente. Sin embargo, tanto en el niño como en el adulto, los síntomas pueden ser atípicos o estar ausentes.  

Tratamientos

El único tratamiento que hay para la celiaquía consiste en el seguimiento de una dieta estricta sin gluten durante toda la vida. Esto conlleva la normalización clínica y funcional, así como la reparación de la lesión vellositaria.

 "La dieta sin gluten se basa en dos premisas fundamentales: eliminar todo producto que tenga como ingredientes trigo, espelta, cebada, centeno y avena, y excluir cualquier producto derivado de estos cereales (almidón, harina, sémola, pan, pasta, bollería y repostería)", explica Julia Álvarez, coordinadora del área de nutrición de la SEEN

Riesgos

Los pacientes que sufren celiaquía tienen a su vez más riesgo de padecer diabetes, enfermedad de tiroides, intolerancia a la lactosa, Síndrome de Down o dermatitis, entre otras.  Imagen relacionada

Además, mantener el gluten en la dieta puede propiciar la aparición de la osteoporosis, problemas de malnutrición o linfoma en los casos más graves.

¿Cuándo es recomendable que el paciente acuda al especialista?

Cuando el paciente presenta síntomas digestivos claros de sospecha deberá acudir al médico para confirmar el diagnóstico e iniciar el aprendizaje de su terapia nutricional. Este aspecto es muy importante en el caso de los adultos ya que para este grupo es más difícil adaptarse a la nueva dieta.

Desde el área de nutrición de la SEEN señalan que los es importante que los médicos inviertan tiempo en esa educación, en los aspectos nutricionales da los pacientes y en tratar la desnutrición relacionada a la malabsorción que puedan presentar .

Los estudios demuestran que los pacientes celiacos ven afectada su calidad de vida relacionada con la salud, en función de los síntomas presentes y del impacto que sobre ellos tiene la realización de una dieta sin gluten.


https://www.grupogamma.com/lo-que-hay-que-saber-sobre-celiaquia/

https://www.youtube.com/watch?v=ehIk93CNw9g