quemaduras domesticas

Escrito por medilar2018 02-07-2018 en quemadura. Comentarios (0)

  • Quemaduras domésticas más comunes
  • El baño y la cocina son los lugares donde más accidentes se producen, ya que es allí donde se concentran riesgos potenciales, como fuentes de frío y calor, aparatos eléctricos y sustancias químicas corrosivas.

  • Qué hay que hacer de forma inmediata
  • Ya se trate de una quemadura térmica, eléctrica o química, lo primero es interrumpir el contacto entre el agente causante y el organismo. A continuación, se recomienda aplicar abundante agua fresca sobre la zona afectada "ya que esto permite retirar los restos del agente causante, disminuye la inflamación y alivia el dolor", explica Eduardo López-Bran, jefe del servicio de Dermatología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

    Si la lesión es leve, puede aplicarse un antiséptico y un apósito para reducir el riesgo de infecciones. Eso sí, hay que hacerlo unas horas después del accidente, cuando se haya reducido la inflamación y el dolor.

  • Cuándo hay que acudir al médico
  • En general, las quemaduras extensas deben ser siempre atendidas en un hospital. "Cuando hay más de un 10% de la superficie de la piel afectada de forma considerable es necesario acudir ", señala López-Bran, quien aporta un truco para calcular la extensión: "Hay una gran afectación si el área dañada es superior a la que ocuparían diez palmas de la mano", aclara. Con todo, este especialista señala que también hay que tener en cuenta la profundidad de la lesión. 

    Quemaduras domésticas. Qué hacer ?  y  Qué NO hacer

    solar que por agua hirviendo", matiza. También se recomienda pedir ayuda médica cuando las quemaduras se han producido por electricidad o tras haber ingerido sustancias corrosivas y si durante el accidente se han respirado humos.

    Lo mismo ocurre en el caso de que hayan resultado afectadas la cara, genitales, pies o manos de la persona y siempre que el afectado padezca alguna enfermedad crónica grave, como una cardiopatía o un trastorno respiratorio.

    En todos estos casos, es recomendable cubrir la zona quemada con paños mojados y trasladar al afectado al hospital lo más rápidamente posible.

  • Grupos de riesgo
  • Según explica López-Bran, los niños menores de 10 años y los ancianos mayores de 70 se consideran grupos de riesgo. "Los primeros tienen una curiosidad innata que puede llevarles a tocar cosas muy calientes, derramar líquidos que estaban en el fuego o jugar con cables. Los segundos pueden estar más despistados y no darse cuenta del riesgo", comenta. Además, ambos segmentos de edad pasan mucho tiempo en casa, por lo que su exposición a las fuentes de quemaduras es mayor.

  • Ojo con las imprudencias
  • Hay determinadas situaciones que aumentan el riesgo de quemaduras. Por ejemplo, utilizar aparatos eléctricos en malas condiciones, almacenar productos tóxicos de limpieza en botellas destinas a bebidas, o abrir una olla exprés de forma brusca aumenta las posibilidades de terminar con una lesión.

     Existen tres niveles de quemaduras:

    1.-      Quemaduras de primer grado: afectan sólo a la capa exterior de la piel y causan dolor, enrojecimiento e inflamación. ¿Qué hacer en caso de quemadura doméstica? Curan de forma espontánea en 3 o 4 días.

    2.-      Quemaduras de segundo grado (espesor parcial): afectan tanto a la capa externa como a la capa subyacente de la piel, produciendo dolor, enrojecimiento, inflamación yampollas. Curan espontáneamente en 3 o 5 semanas. Puede aparecer cicatriz

    3.-      Quemaduras de tercer grado (espesor completo): se extienden hasta tejidos más profundos, dejando una piel sin sensibilidad, de coloración blanquecina, oscura o carbonizada que puede estar entumecida. Siempre dejan cicatriz.


    https://www.guiainfantil.com Quemaduras en niños

    https://www.larazon.es/.../233-ante-una-quemadura-no-hay-que-aplicar  que hay que aplicar y que no