Blog de medilar2018

atr

Hepatitis

Escrito por medilar2018 20-11-2018 en hola. Comentarios (0)

HEPATITIS

Las hepatitis son un grupo de enfermedades caracterizadas por producir inflamación del hígado.

Cuando esta inflamación ha aparecido recientemente hablamos de hepatitis aguda y a los procesos que duran más de seis meses les llamamos hepatitis crónicas.

Sintomas

La hepatitis aguda puede no producir ningún síntoma y pasar desapercibida para el enfermo. En otras ocasiones pueden existir síntomas inespecíficos, como malestar general, cansancio, náuseas. Además, en algunos casos se desarrolla ictericia, es decir, pigmentación amarilla de la piel y las mucosas, que se acompaña de orinas de color oscuro (coluria) y deposiciones blancas o amarillentas (acolia).

Las hepatitis crónicas también se caracterizan por producir muy pocos síntomas y, en muchas ocasiones, se diagnostican de forma casual al realizar análisis por otros motivos.

Cuando existen síntomas, los más frecuentes son cansancio, molestias leves e inespecíficas en lado derecho del abdomen o trastornos leves de la digestión.

Causas

Numerosas causas son capaces de producir hepatitis, bien como única manifestación o bien en el conjunto de una enfermedad que puede afectar a otros órganos y sistemas.

A efectos prácticos, podemos dividir las posibles causas de hepatitis en tres grandes grupos: agentes vivos, fármacos o tóxicos, y un último grupo de enfermedades de causa desconocida, en el que aún tendríamos que incluir el todavía numeroso grupo de enfermos en el que la medicina no es capaz de identificar una causa para su hepatitis.

En el primer grupo de agentes vivos encontramos los virus de las hepatitis, que son, con diferencia, la causa más frecuente de hepatitis en Resultado de imagen para hepatitis nuestro entorno.

Aunque el "abecedario" de las hepatitis se ha ido incrementando en los últimos años, los virus más comunes son los A y E -causantes de hepatitis agudas epidémicas, transmitidas por el agua o alimentos contaminados- y los virus B, C y delta,-causantes tanto de hepatitis agudas como crónicas-, que se transmiten fundamentalmente por vía parenteral, es decir, a través de transfusiones, agujas contaminadas o por las relaciones sexuales.

El segundo grupo, los fármacos y tóxicos, está encabezado por el alcohol. La ingesta de bebidas alcohólicas constituye una de las principales causas de hepatitis en el mundo occidental. Algunos fármacos también son capaces de producir hepatitis, sobre todo agudas, pero son una causa poco frecuente de hepatitis crónica.

Por último, el capítulo de enfermedades de causa no conocida, en el que se incluyen la hepatitis autoinmune, en la que el propio sistema inmune del enfermo daña su hígado, y la hepatitis criptogenética (sin causa conocida) propiamente dicha.


Prevencion

Las hepatitis virales son enfermedades transmisibles, y, por tanto, potencialmente se pueden prevenir.

La trasmisión de los virus A y E se produce a través del agua y alimentos contaminados, por lo que una buena higiene en la alimentación y un tratamiento adecuado del agua y los alimentos puede ayudar a prevenir el contagio. Además, para el virus de la hepatitis A existe una vacuna muy eficaz que ya se está empezando a incluir en los calendarios de vacunación.

Los virus B, C y delta se transmiten por la sangre y por las relaciones sexuales, aunque el virus C es muy poco eficaz en su transmisión por vía sexual. Los bancos de sangre examinan todas las muestras para descartar la infección por estos virus, por lo que el contagio se ha reducido enormemente en los últimos años.

Existe una vacuna muy eficaz y segura que previene la infección por el virus B y, consiguientemente, la sobreinfección por virus delta que sólo ocurre en portadores del virus B. Esta vacuna está ya incluida en el calendario vacunal. Desgraciadamente no existe todavía vacuna que prevenga la infección por el virus C.

Las hepatitis autoinmunes, de causa desconocida, no pueden prevenirse.

Diagnostico

Las hepatitis agudas epidémicas, producidas por los virus A y E, nunca se hacen crónicas, y se curan espontáneamente en la mayor parte de los casos, aun cuando menos del 1 por ciento puede tener un curso fulminante que requiera tratamiento urgente e incluso trasplante hepático.

La hepatitis B aguda se cura en un 90 por ciento de los casos, pero el 10 por ciento restante evoluciona hacia una hepatitis crónica.

La hepatitis aguda por virus C se hace crónica hasta en un 80-90 por ciento de los casos.

La hepatitis autoinmune es siempre crónica. Todas las hepatitis crónicas pueden evolucionar hacia una cirrosis hepática, con las complicaciones que de ella pueden derivarse.

¿Qué es la hepatitis C?
¿Cómo la desarrolla la gente?

  • compartir agujas para inyectarse droga o dispositivos para esnifarla
  • mantener relaciones sexuales (aunque se trata de la vía menos habitual)
  • trasmitir el virus de una madre infectada a su hijo durante el embarazo
¿Quién se expone a contraer la hepatitis C?
¿Qué es una hepatitis C crónica?
  • Una infección aguda por el VHC es una enfermedad breve que padece una persona cuando Resultado de imagen para hepatitis se expone al virus, y que desparece antes de los 6 meses.
  • Una persona que sigue presentando el VHC 6 meses después de iniciar la enfermedad se dice que tiene una infección de hepatitis C crónica. Se trata de una enfermedad de larga duración, lo que significa que el virus permanece en el cuerpo y puede causar síntomas de por vida. Se calcula que hay unos 3,2 millones de personas en EE.UU. con hepatitis C crónica.
¿Cuáles son los signos y los síntomas de una infección por el VHC?
  • ictericia (cuando la piel y el blanco de los ojos adquieren una tonalidad amarillenta)
  • fiebre
  • náuseas, vómitos y falta de apetito
  • dolor de vientre (en el lado derecho superior del abdomen)
  • dolor articular
  • orina más oscura de lo normal o heces de color grisáceo
¿Qué problemas puede causar la hepatitis C?
¿Cómo se diagnostica la hepatitis C?
  • todos los estadounidenses nacidos entre los años 1945 y 1965
  • cualquiera que se haya inyectado drogas
  • pacientes que hayan recibido órganos o sangre donada antes del 1992
  • gente con afecciones tales como una infección por el VIH o una enfermedad hepática crónica
  • recién nacidos de madres infectadas por el VHC
  • gente que se haya expuesto a la sangre de una persona con hepatitis C
¿Cómo se trata la hepatitis C?
¿Qué ocurre después de una infección de hepatitis C?
¿Se puede prevenir la hepatitis C?

La hepatitis C es una infección del hígado causada por el virus de la hepatitis C (VHC). El VHC puede llevar a insuficiencia hepática, cáncer de hígado o enfermedad hepática crónica (cirrosis). Las infecciones por el VHC son la principal causa de los trasplantes de hígado que se hacen en EE.UU.

Algunas personas que contraen el VHC solo padecen una enfermedad de corta duración porque sus cuerpos son capaces de eliminar el virus. Pero la mayoría de la gente infectada (entre el 70 y el 85%) desarrolla una infección crónica (de larga duración) por el VHC.

El VHC se contagia a través del contacto directo con la sangre u otros fluidos corporales de una persona infectada. Puede ocurrir al:

Gracias a los análisis de sangre que se hacen como pruebas de cribado y a otras medidas de seguridad adoptadas a principios de los años noventa del siglo XX, el contagio de la hepatitis C a partir de hemodiálisistransfusiones de sangre o trasplantes de órganos es muy raro en la actualidad.

También es muy raro, pero posible, que una persona contraiga el VHC al compartir artículos domésticos que puedan contener la sangre infectada de otra persona, como maquinillas de afeitar, cepillos de dientes o tijeras.

La hepatitis C es más frecuente en adultos que en niños. Los índices de infección por el VHC en EE.UU. casi se triplicaron entre los años 2010 y 2015, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

La mayoría de las nuevas infecciones afectan a adultos jóvenes (de entre 20 y 29 años de edad) que se inyectan drogas. Muchos de ellos pasaron de abusar de los medicamentos de venta con receta médicaa inyectarse heroína, que suele ser más barata y resulta más fácil de conseguir. A los expertos en salud les preocupa que nazcan más bebés con riesgo de desarrollar la hepatitis C porque las mujeres jóvenes forman parte de este grupo.

Los médicos se refieren a las infecciones de hepatitis C como agudas o como crónicas:

La mayoría de las personas afectadas por una hepatitis C no presentan síntomas. Pero, aunque no presenten síntomas, pueden desarrollar problemas de salud décadas después y pueden seguir trasmitiendo la enfermedad a otras personas.

De aparecer síntomas, estos suelen ocurrir cuando la enfermedad ya está muy avanzada. Los síntomas pueden ser parecidos a los de la hepatitis A y la hepatitis B, y pueden incluir:

La hepatitis C es el tipo más grave de hepatitis. En la actualidad, es una de las causas más frecuentes de trasplante de hígado en adultos. Cada año, casi muren 20.000 personas en EE.UU. debido al VHC.

Afortunadamente, ahora disponemos de medicamentos para tratar la hepatitis C y para curarla en la mayoría de los casos.

Los médicos mandan análisis de sangre para detectar anticuerpos contra el VHC. Si una persona presenta esos anticuerpos, solo significa que ha contraído una infección por el VHC en algún momento de su vida. Para saber si la enfermedad está aún activa, los médicos hacen otra prueba para medir la concentración de VHC en sangre.

Los CDC recomiendan hacer el análisis de sangre diagnóstico a:

Se han hecho avances importantes en el tratamiento e, incluso, en la curación de la hepatitis C. Antes, los tratamientos de la hepatitis C solían requerir inyecciones semanales, se asociaban a graves efectos secundarios y no solían ser eficaces.

Ahora existen nuevos medicamentos que se administran por vía oral y que pueden curar la hepatitis C en mucha gente en un plazo de unos 3 meses. Estos medicamentos eran muy caros al principio, pero sus precios están bajando, una tendencia que los expertos en salud esperan que continúe mientras la incidencia de la hepatitis C siga aumentando y las pruebas de cribado sigan detectando más casos.

Estos medicamentos curan en torno al 90% de los pacientes. Existe un nuevo medicamento oral que parece prometedor para el 10% restante que no responde al tratamiento estándar. Este nuevo comprimido combinado de tipo antiviral está siendo revisado en la actualidad por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de EE.UU.

Al igual que con la hepatitis B, cualquier persona que haya dado positivo para la hepatitis C no puede ser donante de sangre.

La gente que ha contraído el VHC debido al consumo de drogas debería recibir asesoramiento o tratamiento psicológico para superar su adicción. En caso contrario, se podría volver a infectar con el VHC.

Lamentablemente, no existe ninguna vacuna para protegerse de la hepatitis C. La prevención supone evitar las conductas de riesgo de contagio del VHC, sobre todo la de inyectarse drogas


Introducción

El hígado es el órgano más grande dentro de su cuerpo. Ayuda al organismo a digerir los alimentos, almacenar energía y eliminar las toxinas. La hepatitis es una inflamación del hígado.

Los virus causan la mayoría de los casos de hepatitis. El tipo de hepatitis recibe su nombre de acuerdo con el virus que la produjo; por ejemplo, hepatitis Ahepatitis B o hepatitis C. El consumo de drogas o alcohol también puede provocar una hepatitis. En otros casos, su organismo ataca por equivocación células sanas en el hígado.

Algunas personas que tienen hepatitis no presentan síntomas. Otras pueden presentar:

  • Pérdida del apetito
  • Náusea y vómitos
  • Diarrea
  • Orina oscura y evacuaciones de coloración pálida
  • Dolor abdominal
  • Ictericia, tonalidad amarilla de la piel y los ojos

Algunas formas de hepatitis son leves, y otros pueden ser graves  Resultado de imagen para hepatitis. Algunas pueden conducir a la cicatrización, llamada cirrosis, o provocar cáncer de hígado.

Algunas veces, la hepatitis desaparece por sí sola. Si no sucede así, puede tratarse con fármacos. Otras veces, la hepatitis dura toda la vida. Las vacunas pueden ayudar a prevenir algunas formas virales.

Hepatitis (Enciclopedia Médica)También en inglés
  • Hepatitis viral(Oficina para la Salud de la Mujer en el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU)También en inglés
  • ¿Qué es la hepatitis? (Organización Mundial de la Salud)También en inglés
  • Alfa fetoproteína (Enciclopedia Médica)También en inglés
  • Anticuerpos contra el músculo liso (Enciclopedia Médica)También en inglés
  • Anticuerpos microsómicos antitiroideos (Enciclopedia Médica)También en inglés
  • Biopsia del hígado (Enciclopedia Médica)También en inglés
  • Biopsia del hígado Desde los Institutos Nacionales de la Salud (Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales)También en inglés
  • Examen de leucina aminopeptidasa en la sangre (Enciclopedia Médica)También en inglés
  • Leucina aminopeptidasa en orina (Enciclopedia Médica)También en inglés
  • Pruebas y exámenes de función hepática: Tema de salud de MedlinePlusDesde los Institutos Nacionales de la Salud (Biblioteca Nacional de Medicina)También en inglés
  • Pruebas y exámenes para la hepatitis: Tema de salud de MedlinePlusDesde los Institutos Nacionales de la Salud (Biblioteca Nacional de Medicina)También en inglés
  • 5'-Nucleotidasa (Enciclopedia Médica)También en inglés
  • Agente delta (hepatitis D) (Enciclopedia Médica)También en inglés
  • Hepatitis (y el VIH): Perspectiva general(Centro para la Educación y Entrenamiento sobre el SIDA de Nuevo México)
  • Patógenos de transmisión hemática (Enciclopedia Médica)También en inglés
  • Daño hépatico inducido por medicamentos (Enciclopedia Médica)También en inglés
  • Degeneración hepatocerebral (Enciclopedia Médica)También en inglés
  • Hepatitis alcohólica (Clínica Mayo)También en inglés
  • Hepatitis autoinmunitaria (Enciclopedia Médica)También en inglés
  • Hepatitis E (Organización Mundial de la Salud)También en inglés
  • Hepatitis tóxica (Clínica Mayo)También en inglés
  • CDC en español (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades)También en inglésBiopsia de hígado(Asociación Norteamericana de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátricas) - PDFTambién en inglés
  • Hepatitis (Academia Americana de Pediatría)También en inglés
  • Hepatitis (para padres) (Fundación Nemours)También en inglés





  • TABAQUISMO

    Escrito por medilar2018 09-10-2018 en tabaquismo. Comentarios (0)

    Tabaquismo

    que es el tabaquismo

    ¿Qué es el tabaquismo? 

    El tabaquismo es una enfermedad adictiva, crónica y recurrente, que en el 80% de los casos se inicia antes de los 18 años de edad y que se mantiene merced a la dependencia que produce la nicotina y cuyas principales manifestaciones clínicas son: trastornos cardiovasculares, trastornos respiratorios y aparición de tumores en diversas localizaciones. Tiene una alta prevalencia que varía en los diferentes países de acuerdo a criterios sociales, económicos y culturales. El tabaquismo es la principal causa de mortalidad prematura y evitable, en los países desarrollados. La OMS estima que al año mueren 4.9 millones de personas como consecuencia del tabaco, y se prevé que si continúan las tendencias de consumo actuales, en el año 2030 se producirán 10 millones de muertes, que ocurrirá en los individuos que fuman actualmente. En los países desarrollados el tabaco causa el 35 % de las muertes en los varones de edad media y más de una quinta parte en la vejez. En las mujeres aún no se ha alcanzado el máximo de la epidemia del tabaco, mientras que en los varones la mortalidad atribuible comienza a disminuir en los últimos años.

    El tabaquismo produce en la actualidad la muerte prematura de 53.000 fumadores en España, más de 500.000 en Europa y aproximadamente 3 millones de personas a nivel mundial.

    3. Enfermedades que ocasiona el tabaquismo.

    Es bien conocido que el consumo de tabaco se asocia a más de 25 enfermedades, siendo el responsable del 90 % de la patología tumoral, del 75% de los procesos clasificados como bronquitis crónica o enfisema y del 25% de los síndromes coronarios agudos. De todas las enfermedades crónicas (hipertensión arterial, diabetes mellitus, hipercolesterolemia, etc.) el tabaquismo es la que produce mayor morbi-mortalidad.

    Aproximadamente el 33% de las enfermedades cardiovasculares se atribuyen directamente al consumo del tabaco. Entre éstas cabe destacar: cardiopatía isquémica, enfermedad cerebro-vascular, enfermedad vascular periférica, aneurisma de aorta, etc. El CO del humo del tabaco es el principal responsable de estos procesos. Esta sustancia es capaz de unirse a la hemoglobina sanguínea y producir carboxihemoglobina. (HbCO). La HbCO altera las células endoteliales de la capa intima de la pared vascular produciendo necrosis de las mismas. Dicha necrosis lleva a que aparezcan calcificaciones y depósito de colesterol. En consecuencia se producen placas de ateroma. Los sujetos fumadores tienen en sus arterias un número de placas de ateroma considerablemente mayor que el que tienen los sujetos no fumadores. Es por ello, que en aquellos las enfermedades cardiovasculares que comentábamos antes aparecen con mayor frecuencia. 

    El alquitran y las nitrosaminas son las sustancias responsables de que la patología tumoral aparezca con mayor frecuencia entre los fumadores. Estas sustancias alteran los genes celulares bien inhibiendo a los genes supresores tumorales o bien acelerando la división celular atípica. Incluso pueden manifestarse como sustancias que al unirse con otras las dotan de la capacidad suficiente para convertirlas en sustancias carcinogenéticas.

    Las sustancias oxidantes entre las que destacan los radicales tóxicos del oxígeno son las principales causantes de los procesos de afectación bronquial. Todas las enfermedades respiratorias sufren empeoramiento de su pronóstico como consecuencia del consumo de tabaco, pero algunas de ellas, están directamente causadas por el tabaco. Entre estas merece especial mención la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)La EPOC está causada en el 80-85% de los casos como consecuencia del consumo del tabaco.

    Tratamientos para el tabaquismo.

    Todo fumador debe recibir intervención terapéutica para incitarle, animarle o ayudarle a dejar de fumar. La forma e intensidad del tratamiento que se brinde a cualquier fumador depende de las características de cada fumador. El grado de motivación que el sujeto tenga para dejar de fumar, así como, su grado de dependencia física y psíquica deben ser Resultado de imagen para tabaquismo adecuadamente valorados para proporcionarle el mejor tratamiento.

    El tratamiento que debe recibir cualquier fumador que quiera realizar un serio esfuerzo por dejar de fumar incluye una combinación de tratamiento farmacológico para aliviar la dependencia que el sujeto tiene por la nicotina y asesoramiento psicológico para combatir la adicción que el fumador tiene por el consumo inhalado de tabaco.  

    TRATAMIENTOS FARMACOLÓGICOS DE PRIMERA LÍNEA:

    La Terapia Sustituiva con Nicotina (TSN) (en forma de parches, chicles y comprimidos), Bupropión y Vareniclina son los tres tratamientos farmacológicos de primera línea que han demostrado evidencia científica suficiente

    Causas del tabaquismo (consumo de tabaco).

    El tabaco es una planta solanácea originaria de América que crece a temperaturas que oscilan entre los 12 y 18ºC. Una de sus principales características es su gran adaptabilidad al medio en el que se cultiva. El cultivo de tabaco está muy extendido en todo el mundo, siendo China, Brasil, India y Estados Unidos los países con mayor producción. La hoja de la planta del tabaco es sometida a un proceso de fermentación, curación y desecación. Después de ello es manipulada para obtener las labores mediante las cuales es consumido.

    Cómo prevenir el tabaquismo.

    Los programas comunitarios de prevención del tabaquismo han sido impulsados por la OMS (Organización Mundial de la Salud), y otras Asociaciones Científicas, destinados a sensibilizar a los líderes sociales y a la población general (medio escolar y laboral) y grupos de riesgo a fin de convencerles de la necesidad de adoptar hábitos de vida saludables. Para que estos programas obtengan resultados aceptables, es necesario que cumplan al menos, los siguientes aspectos: prolongación en el tiempo, implicación de los profesionales, participación de los medios de comunicación y establecimiento de normas restrictivas sobre el consumo de tabaco en las instalaciones, donde se celebren estos actos.


    Se denominan productos del tabaco los que están hechos total o parcialmente con tabaco, sean para fumar, chupar, masticar o esnifar. Todos contienen nicotina, un ingrediente psicoactivo muy adictivo.

    El consumo de tabaco es uno de los principales factores de riesgo de varias enfermedades crónicas, como el cáncer y las enfermedades pulmonares y cardiovasculares. A pesar de ello, su consumo está muy extendido en todo el mundo. Varios países disponen de leyes que restringen la publicidad del tabaco, regulan quién puede comprar y consumir productos del tabaco, y dónde se puede fumar.

    Destacado

    • Día Mundial Sin Tabaco
      El 31 de mayo de cada año, la OMS y sus asociados celebran el Día Mundial Sin Tabaco con el fin de poner de relieve los riesgos para la salud asociados con el tabaquismo y abogar por políticas eficaces para reducir su consumo.

    El tabaquismo pasivo es la exposición involuntaria al humo de tabaco. Entre los más de 6.000 compuestos químicos que forman parte de dicho humo, algunos son capaces de producir cáncer, por lo que se denominan carcinógenos.

    En las últimas décadas, tanto el tabaquismo pasivo como la mortalidad por cáncer han disminuido drásticamente en EE UU. Un trabajo reciente, publicado en Environment International, ha comprobado que la disminución en la exposición a humo de tabaco se asocia con una reducción de la mortalidad por cáncer.

    Entre 1988-1994 y 1999-2004 la población adulta no fumadora de EE UU experimentó una reducción aproximada del 36% de la mortalidad por cáncer

    El estudio, en el que colabora Esther García, investigadora de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), se basa en el seguimiento de más de 11.800 personas americanas mayores de 40 años.

    “En nuestro trabajo –afirma García– observamos que entre 1988-1994 y 1999-2004 la población adulta no fumadora de EE UU experimentó una reducción aproximada del 36% de la mortalidad por cáncer”.

    “Por otro lado –continúa la investigadora– estimamos que alrededor del 46% de los casos de mortalidad evitados se debieron al descenso Imagen relacionada de la exposición a tabaquismo pasivo en lugares públicos como bares, restaurantes, centros de ocio, etc., y alrededor del 18% al descenso de la exposición a tabaquismo pasivo en los centros de trabajo”.

    El poder de las políticas públicas

    Para los autores, estos resultados reflejan la importante contribución que las políticas públicas de control del tabaquismo han podido ejercer en la reducción de la mortalidad por cáncer.

    En el trabajo participan investigadores de la UAM, el Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA de Valencia, el Centro Nacional de Epidemiología (Instituto de Salud Carlos III), el CIBERESP y las Universidades Johns Hopkins (Baltimore) y Columbia (Nueva York).

    El tabaquismo es fundamentalmente un problema social. El consumo de tabaco es el principal problema de salud pública, causa de enfermedad y muerte prematura prevenible en nuestro país y en el mundo.

    Es una enfermedad adictiva crónica donde la nicotina es la sustancia responsable de la adicción ya que tiene las características de una droga: genera tolerancia, dependencia física y psicológica, y cuando no se consume se manifiesta por la aparición de síntomas de síndrome de abstinencia.

    El humo de tabaco contiene más de 5.000 sustancias químicas detectadas, de las cuales más de 40 son cancerígenas. La forma más común de consumo es el cigarrillo aunque existen otras como “bidis”, puro, tabaco masticado, etc.

    En Argentina, los últimos datos relevados sobre la prevalencia del tabaquismo evidencian que la epidemia ha disminuido en los últimos 8 años, tanto en la población joven (13 a 15 años) como adulta (18 años y más). El 25,1% de la población consume tabaco. La Encuesta Nacional de Factores de Riesgo 2013 indica que 1 de cada 4 personas fuma y que el 36,3% está expuesto habitualmente al humo de tabaco ajeno.

    En nuestro país, se producen 40.000 muertes al año por consumo de tabaco. Si se aplicaran las políticas reconocidas por la comunidad internacional en el Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (que Argentina no ha ratificado), la prevalencia del consumo de tabaco podría bajar alrededor de un 40% en los próximos 30 años. Esto representa aproximadamente 16.000 vidas salvadas anualmente.

    Los riesgos para la salud se derivan del consumo directo y de la exposición al humo de tabaco de segunda mano, siendo responsable de que casi seis millones de personas mueran cada año en el mundo. El tabaquismo es un factor de riesgo conductual asociado a la enfermedad cardiovascular, al infarto de miocardio, el accidente cerebrovascular, la muerte súbita y la enfermedad vascular periférica.

    Proteger a fumadores y no fumadores exige intervenir en distintos ámbitos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) plantea estrategias que tienen como meta lograr la reducción del 30% de la prevalencia de consumo actual de tabaco en las personas de 15 o más años para lograr reducir un 25% la mortalidad por enfermedad no transmisible para el año 2025.

    En este sentido, Resultado de imagen para tabaquismo la Sociedad Argentina de Cardiología y la Fundación Cardiológica Argentina apoyan el proyecto Objetivo 25×25, y desde el Consejo de Epidemiología y Prevención de la Sociedad Argentina de Cardiología se propone:

     Prevención del consumo de tabaco. Educación, comunicación, formación y sensibilización de la población médica y no médica sobre los peligros de fumar y los beneficios de no hacerlo, mediante campañas masivas. Puesta en valor del tabaquismo como factor de riesgo a considerar en la consulta, y cualquier gestión de promoción de salud tanto como la importancia que se le da a la dislipemia, la HTA y la diabetes. Detección de potenciales fumadores en las consultas pediátricas. Abordaje familiar del tema.

     Promoción de ambientes libres de humo. Restricciones de fumar en lugares públicos y medios de transporte, además de ofrecer asesoramiento sobre el proceso de cómo lograr ambientes libres de humo en escuelas, oficinas, ámbitos laborales y sanitarios.

     Abandono del hábito de fumar. Que los servicios de salud ofrezcan sistemáticamente ayuda para dejar de fumar o sean capaces de derivar a servicios de cesación tabáquica específicos, promuevan campañas para sensibilizar y estimular a la población acerca del abandono del tabaquismo, y faciliten el acceso de la población a los servicios de tratamiento del tabaquismo, derivando, comunicando.

     Promover la implementación de Impuestos más altos sobre el tabaco para reducir el uso y financiar programas de control del tabaco. Elevar notas petitorias masivas a funcionarios del Ministerio de Salud.

     Desarrollar colaboradores sanitarios que faciliten la detección y denuncia de todas las formas de publicidad, promoción y patrocinio de la producción de tabaco haciendo cumplir la consigna de prohibición total de la misma.



    Relaciones sexuales adolescentes

    Escrito por medilar2018 23-08-2018 en relaciones. Comentarios (0)

    • ¿Cuándo puedo comenzar a tener citas?
    • ¿En qué momento está bien besar a un chico (o una chica)?
    • ¿Está bien se me masturbo (estimular tus genitales para obtener placer sexual)?
    • ¿Hasta dónde puedo llegar sexualmente?
    • ¿Cómo sabré si estoy preparado(a) para tener relaciones sexuales?
    • ¿Tener relaciones sexuales con mi novio (o novia) ayuda a nuestra relación)?
    • ¿Si me atrae alguien de mí mismo sexo quiere decir que soy gay o lesbiana?
    • ¿El sexo oral es realmente sexo?

    Algunas respuestas

    La masturbación es normal y no te hará daño. Muchos chicos y chicas se masturban, y mucho otros no lo hacen. Puedes tener muchas dudas si decides empezar a tener relaciones sexuales.  Por un lado escuchas de las advertencias y peligros de tener relaciones sexuales, y por otro lado, las películas, las revistas y hasta las letras de las canciones parecen estar diciendo que está bien tener relaciones sexuales.

    El hecho es que el sexo es parte de la vida y como muchas partes de la vida, puede ser bueno o malo. Todo depende de ti y de las decisiones que tomes. Por ejemplo está bien si decides salir con un chico o una chica y tus padres están de acuerdo. Quizás tu relación más ponga más seria. Pero, si alguno de los dos decide terminar la relación, trata de no herir los sentimientos de la otra persona – simplemente sean honestos el uno al otro. Después del rompimiento, ambos pueden sentirse tristes o enojados. Generalmente, si continúas con tus actividades diarias normales o si hablas con un adulto de confianza te sentirás mejor. 

    Acercarse a alguien que te gusta también está bien. El tomarse de las manos, abrazarse, o besarse puede pasar, pero no necesariamente deben conducir a tener relaciones sexuales. Una de las decisiones más importantes que tomarás en la vida es cuando empiezas a tener relaciones sexuales. Hay algunos consejos buenos en el artículo “Decidirse a esperar”. ¿Por qué no te tomas tu tiempo y lo piensas más? Habla con tus padres sobre los valores familiares. Es muy buena idea esperar a tener relaciones sexuales para cuando estés mayor y en una relación seria y seas capaz de asumir las responsabilidades que esto conlleva.

    Y puedes evitar quedar embarazada o embarazar a alguien o contraer enfermedades. La única forma de evitar el embarazo y las enfermedades relacionadas con el sexo es no tener relaciones sexuales. Y recuerda que el sexo oral es sexo. No te tienes que preocuparte por el embarazo con el sexo oral, pero si te tienes que preocupar de contraer infecciones como el herpes, la gonorrea, el VIH (el virus que causa el SIDA), y el VHP (el virus del papiloma humano – el virus que puede producir cáncer de la boca o garganta, y del cuello uterino y los genitales en los adolescentes y los adultos).

    Pero si decides tener relaciones sexuales, habla con tu pediatra acerca de qué tipo de control de natalidad es mejor para ti y de cómo protegerte contra las infecciones trasmitidas sexualmente.

    Especialistas aseguran que las claves del sexo durante la adolescencia radican en el contexto que lo rodea. Según un estudio realizado a jóvenes de 12 a 18 años, las relaciones sexuales en el seno de una pareja estable suelen ser menos "dañinas" emocionalmente que los encuentros casuales con personas más desconocidas.

    Durante un encuentro de la Asociación Americana de Sociología, los autores del citado trabajo -Bill McCarthy, de la Universidad de California Davis, y Eric Grodsky, de la Universidad de Minnesota- expusieron y debatieron sobre los pros y los contras de las relaciones sexuales de los jóvenes. Más allá de las prácticas de riesgo o de las posibilidades de embarazo, se centraron en conocer el impacto sobre el rendimiento académico.

    Gracias a la información aportada por un estudio sobre la salud de los adolescentes que recopila datos de las dos últimas décadas en los Estados Unidos, estos expertos demostraron su hipótesis: "El contexto en el que se produce el acto sexual modera sustancialmente la relación entre este último y la educación".

    A pesar de los avances en educación sexual integral, son varios los expertos y las asociaciones que abogan por imponer programas de abstinencia, en lugar de educar sexualmente a los jóvenes. Según destacan los autores del trabajo, esta práctica puede resultar dañina al cargar las relaciones sexuales de connotaciones negativas que no sólo tienen que ver con "el embarazo o el contraer enfermedades sino que también incluyen daños sociológicos, psicológicos y [...] morales".

    En la práctica, los adolescentes que son sexualmente activos mientras están en la escuela secundaria no tienen por qué ser más polémicos o sacar peores notas. Así queda demostrado en el trabajo de McCarthy y Grodsky, en el que se relacionó el sexo con distintas variables: nota media, aspiraciones universitarias, integración escolar, castigos recibidos en la institución, cantidad de veces que se faltó a clase...

    UNA RELACIÓN ROMÁNTICA

    La presencia de amor o romanticismo resulta esencial, explican los especialistas en este estudio.  Resultado de imagen para relaciones sexuales adolescentes

    "Los hombres y las mujeres que mantienen relaciones sexuales sólo con parejas "románticas" puntúan de forma similar que los abstinentes en las distintas mediciones educativas [...] Sin embargo, en los que se limitan a 'acostarse' con personas hacia las que, según ellos mismos, no existen estos sentimientos, las notas son bastante peores", sostienen en el trabajo.

    Aunque reconocen que determinadas relaciones sí pueden tener efectos perjudiciales sociológicos y/o psicológicos, los expertos resaltan que el mero hecho de posponerlas en el tiempo tampoco hace que estas personas sean inmunes a sufrir estas consecuencias más adelante.

    "Y es más, algunos estudios incluso han encontrado consecuencias positivas del sexo en la adolescencia, desde tener una alta autoestima hasta unos menores niveles de delincuencia", añaden.

    El trabajo insiste, por tanto, en la importancia de tener en cuenta el contexto en el que se producen los encuentros sexuales y apoya la promoción de programas más amplios que no se centren sólo en la abstinencia como método de educación sexual.

    "La sexualidad es una parte esencial del proceso de maduración [...] Si se crea un ambiente normativo que deslegitime la sexualidad adolescente en todos los contextos, perderemos la oportunidad de conferir legitimidad moral a la actividad sexual que tiene lugar dentro de una relación, una situación que es muy poco probable que afecte al ritmo escolar", concluye el estudio.

    ETAPAS DEL DESPERTAR SEXUAL EN LOS CHICOS Y LAS CHICAS

    "La pubertad es una etapa de profundos cambios tanto físicos como emocionales y sociales para los adolescentes. Y muchos de esos cambios están provocados, precisamente, por la aparición de mayor interés sexual en sus vidas". La experta en adolescentes Victoria Toro clasifica en cuatro las etapas del despertar sexual y brinda consejos para los padres y las madres.

    1. ENAMORAMIENTOS PLATÓNICOS

    La sexualidad todavía no ha irrumpido en la vida de los niños y las niñas. Es la etapa en la que chicos y chicas prepúberes o en el comienzo de la pubertad se enamoran perdida y platónicamente.

    La madre y/o el padre deben mantener con ellos una comunicación fluida. No reporcharles esos amores platónicos ni pretender que no tengan lugar. Se les pasará en un breve período.   Resultado de imagen para relaciones sexuales adolescentes

    2. AUTOEROTISMO

    En la mayoría de los casos, los niños y niñas en la primera etapa de su adolescencia comienzan a tener deseos sexuales que satisfacen con el autoerotismo, con la exploración de sus propios cuerpos.

    Lo primero que necesita saber la madre y/o el padre es que la masturbación es normal en el desarrollo de los niños y las niñas. También es importante que entiendan que ellos tienen derecho a su propia intimidad, siempre que se respeten las reglas de la casa. Es fundamental que a partir de esta etapa estén siempre dispuestos a hablar con sus hijos sobre sexualidad y que se aseguren de que los adolescentes tienen la información que necesitan para su edad. Hablar con ellos con naturalidad sobre la masturbación puede ser muy útil, sobre todo para las niñas y los niños que lo viven con una cierta sensación de culpabilidad que puede ser negativa para su desarrollo sexual.

    3. DESCUBRIMIENTO DE LOS OTROS

    Chicas y chicos empiezan a sentir deseo sexual por algún amigo o amiga. Surgen, también en este momento, los primeros enamoramientos o emparejamientos.

    Como esta es la etapa previa a que los adolescentes se hagan sexualmente activos con otros adolescentes, los padres deben asegurarse de que tienen información fiable y adecuada sobre cómo pueden evitar enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados. Pero también es importante que en la educación sexual integral que se les trasmita haya información sobre lo que son los actos sexuales, sobre la necesidad de respetar a la pareja y sus deseos y sobre el componente emocional de las relaciones sexuales.

    4. INICIO DE LA VIDA SEXUAL ACTIVA

    Los adolescentes comienzan a tener relaciones sexuales entre los 16 y 17 años en la mayoría de las sociedades.

    Como en las etapas anteriores, lo importante es que la madre y/o el padre estén disponibles para ellos. Ocuparse de si la información sobre sexualidad que manejan es correcta y saludable y, Resultado de imagen para relaciones sexuales adolescentes en caso de que no lo sea, aportarles la información que necesiten. También es conveniente que conozcan a las parejas de sus hijos.

    https://www.youtube.com/watch?v=Phy_y2obzQw

    https://www.youtube.com/watch?v=V2Aiin-wIIk

    https://www.youtube.com/watch?v=XlattopQ-Hk






    consumo de alcohol en la adolescencia

    Escrito por medilar2018 29-05-2018 en alcogol. Comentarios (0)

    Consumo de alcohol en la adolescencia

    La ley establece una edad específica para poder comprar y/o consumir bebidas alcohólicas en casi todos los países en donde el consumo de alcohol ha sido legalizado. Esto se debe a que el consumo de bebidas alcohólicas en menores de edad tiene repercusiones en la salud y desarrollo de la persona. Los estudios revelan que el consumo de bebidas alcohólicas en menores de edad, los episodios recurrentes de consumo en la adolescencia y beber hasta embriagarse pueden afectar negativamente el desarrollo mental, los hábitos de estudio y el desarrollo de las habilidades necesarias para una correcta transición a la edad adulta.1 

    Influencias

    Los patrones de consumo de alcohol en menores de edad se deben a una variedad de factores: la familia, los amigos, los medios de comunicación, las normas culturales y la religión, así como las políticas gubernamentales. Por ejemplo, se ha comprobado que la promoción de bebidas alcohólicas en los medios publicitarios influye en la decisión que toman los adolescentes para beber, y existe evidencia que demuestra que esta publicidad aumenta las probabilidades de que los adolescentes y jóvenes comiencen a beber, o aumenten su consumo de alcohol.2 Las políticas gubernamentales pueden influir en estos patrones a través de diversas formas, inclusive mediante estrategias de fijación de precios, restringiendo el abastecimiento de bebidas alcohólicas y regulando de forma rigurosa la comercialización de bebidas alcohólicas.3

    Cabe destacar el papel que juegan las familias en el consumo de bebidas alcohólicas en los menores de edad. La composición familiar y los niveles de ingreso y de violencia son algunas áreas asociadas al consumo de alcohol y uso de sustancias en menores de edad.4 

    Daños en los jóvenes

    Los jóvenes se encuentran en constante riesgo debido a ciertos patrones de consumo debido a varios factores. Fisiológicamente, se encuentran todavía experimentando cambios en su desarrollo. El cerebro del adolescente se encuentra en un alto nivel de desarrollo. Este desarrollo establece las bases para las habilidades de la persona en su vida adulta, tales como la planeación, la integración de información, la resolución de problemas, el discernimiento y el razonamiento.1 Estos importantes cambios que están sucediendo son la razón de que el cerebro del adolescente sea más vulnerable a los efectos nocivos del alcohol en comparación con un cerebro adulto.1

    El alcohol y la educación

    El alcohol perjudica las áreas del cerebro responsables del aprendizaje y la memoria, las habilidades verbales y la percepción visual-espacial. Por consiguiente, el consumo excesivo de alcohol afecta la creación de nuevos recuerdos, las habilidades de resolución de problemas, el pensamiento abstracto, la atención y la concentración. Los estudios sugieren que el consumo de alcohol en adolescentes afecta de forma negativa la función neurocognitiva, como la capacidad de estudiar y obtener buenos resultados en los exámenes.1,5 Debido a que la adolescencia es una etapa muy importante para el desarrollo cerebral, el consumo de alcohol puede tener efectos negativos a largo plazo en su vida adulta.3

    El alcohol y el comportamiento

    Los jóvenes corren el riesgo de desarrollar conductas perjudiciales debido al alcohol que incluyen beber en exceso, problemas en sus relaciones, accidentes viales y relaciones sexuales de alto riesgo que han sido referidas por ellos mismos.6 Estas conductas tienen sus propias consecuencias `para la salud y seguridad de los jóvenes, que incluyen daños al desarrollo cerebral, riesgo de lesiones y muerte y un mayor riesgo de participar en actos de violencia y de contraer enfermedades contagiosas.  

    Recomendaciones a los padres

    Los padres deben tener en cuenta lo siguiente:

    • Mantenga y fomente una relación franca y de apertura con su hijo. Esto aumenta las posibilidades de que su hijo le hable sobre sus anhelos e inquietudes. 
    • Hable con su hijo sobre los riesgos del consumo de bebidas alcohólicas; 
    • Hágalo de forma positiva y amena; 
    • Establezca reglas claras en cuanto a la edad en la que se le permitirá beber (por ejemplo, la edad reglamentaria en su estado). Hable de estas cosas antes de que llegue a la adolescencia.

    El abuso de alcohol

    Aunque la venta de bebidas alcohólicas está penada por la ley, las estadísticas demuestran el consumo de alcohol está en aumento entre los adolescentes, y la cifras pueden alarmar. Los médicos que atienden a adolescentes en las guardias de los hospitales y sanatorios hablan de adolescentes que llegan apenas respirando, con apenas conciencia y muchas veces no recuerdan ni cómo llegaron hasta el lugar. Explícale a tu hijo que si alguien le ofrece alguna bebida alcohólica la rechace, porque todos beban, no debe hacer los mismo.



    Adolescentes, previas y alcohol (notas del diario LaNacion)

    5 de enero de 2018  

    Es una verdad conocida que el abuso de bebidas alcohólicas origina un estado de intoxicación aguda o embriaguez. Cuando se convierte en hábito esa conducta, adquiere la condición de enfermedad, que tiende a ser crónica por lo común, originada en una dependencia del alcohol y una patología que afecta al aparato digestivo -en especial, al hígado y al sistema nervioso. Cuando la embriaguez se va agudizando, se reduce la capacidad de ejercer control sobre la propia conducta y disminuye el sentido moral. En casos extremos puede llevar a estados de coma que concluyan en la muerte del alcoholizado.

    La posibilidad de caer en el hábito vicioso del alcoholismo y sus consecuencias no depende solamente del comportamiento individual. Los adolescentes llegan, en su mayoría, por la influencia social de sus compañeros que, según se viene observando, se preparan con regularidad para la experiencia de "fiestas", con un ordenamiento de pasos que arrancan de una reunión "previa" donde la ingestión de bebidas alcohólicas constituye una "preparación" para llegar en estado eufórico al boliche bailable o a la casa donde se ha planeado la reunión central.

    No se trata de episodios aislados, sino frecuentes y hasta regulares en los últimos años, en que los padres dejan el campo liberado para sus hijos, aunque prevean lo que va a ocurrir. "Cada vez se toma más y más seguido", según lo ha relatado una joven de 17 años, ya que se instala una competencia que reclama un ganador en el menor tiempo posible. De manera que la actividad "previa" se convierte en "final" para algunos.

    Patético resulta el relato de una madre que acompañó a su hija hasta un "boliche": "Cuando dejo a mi hija en la puerta veo a chicos y chicas vomitando en la calle, haciendo sus necesidades y tomando vodka por el pico... Veo a muchos en mal estado o que se tiran al piso mareados...". En verdad, cuesta admitir que no exista el necesario ejercicio de una autoridad oportuna y concreta de los padres que, a sabiendas, dejan hacer, como si sus obligaciones paternales caducaran al ingresar los hijos en ciertos estadios de la adolescencia.

    Una realidad tan ingrata como la descripta reclama sin demora adecuado tratamiento por parte de las familias, además de atención y control médico. Es penoso pensar en adolescentes y jóvenes que desde los verdes años corren el riesgo de caer en el vicio del alcoholismo, que afectará tempranamente la vida familiar, la convivencia social, el estudio, el rendimiento en el trabajo y en la actividad deportiva. Es por ello importante llevar adelante en las escuelas y universidades una campaña en la cual, capacitados profesionales informen y hagan comprender el peligroso juego al que se lanzan quienes se inician con el aparente pasatiempo de una embriaguez temprana que conduce a un deterioro físico, mental y moral. En este sentido es obvio, aunque necesario, pedir a los padres el cuidado firme de la conducta de los hijos, por su salud y su futuro.


    UPD

    La madrugada previa a comenzar la primera jornada del último año de cursada en las escuelas secundarias, adolescentes de distintos establecimientos se reúnen en casas o salones de fiesta y pasan la noche sin dormir hasta llegar a clases. También conocido como UPD, el Último Primer Día se hizo tendencia entre los jóvenes, quienes festejan el fin de la etapa escolar antes de pasar a la “adultez”, y a su vez genera preocupación en padres, funcionarios y profesores. Al respecto, la psicóloga Analía Emmerich sostuvo que “la idea es entender, no caer solamente en la crítica”, y habló de “un fenómeno social, moderno, en auge” que cuadra con el concepto de “ritual”, entendido como “un conjunto de acciones que simbólicamente marcan algo”. “Ellos cumplen con esta definición: cantan, bailan, tiran espuma, pirotecnia, tienen sus banderas y un atuendo especial que preparan”, explicó en diálogo con Martín Strilinskypor “Me levanté cruzado”


    (nota del diario "el eco" de tandil)

    Los estudiantes llevan disfraces o remeras alusivas, banderas que identifican al curso, bombos u otros elementos de percusión y pirotecnia, como bengalas de colores. Aquí el encuentro comenzó la noche del domingo, previo al comienzo de clases, ya que los alumnos se propusieron pasar la noche juntos, sin dormir, y terminar en la puerta e incluso en el patio de las instituciones.

    El problema con este festejo no es la falta de sueño de los chicos, sino el excesivo consumo de alcohol por parte de los adolescentes, por ende, el estado de ebriedad con que se presentan a la escuela.

    Los datos son cada vez más alarmantes. El Defensor del Pueblo adjunto de la Provincia, Walter Martello, que además está a cargo del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría, remarcó que el último estudio de la Sedronar ha detectado que “aumentó el consumo de sustancias ilícitas y abuso de alcohol en la población de entre 12 y 17 años: de los niños y adolescentes que consumieron alcohol en el último mes, uno de cada dos lo hizo de forma abusiva”. Esto representa 82.453 niños y adolescentes. Por este motivo, propuso llevar adelante una campaña de prevención en conjunto con los 135 municipios bonaerenses con distintos ministerios nacionales y de la Provincia para que haya más controles y prevención.

    Desde esta localidad, el inspector jefe distrital Rodolfo Badín, aseguró que en las escuelas estatales “por suerte” no existe esta problemática.

    El testimonio

    “Nos juntamos todos los que vamos a sexto año, de Economía y Naturales”, contó la alumna de uno de los colegios privados de esta ciudad.

    Alrededor de las 23.30 del domingo, toda esa agrupación, todos los egresados, empezaron a llegar a lo del compañero que ofreció su casa como punto de encuentro con el objetivo de hacer “la previa” para ir al otro día al colegio.

    “Desayunamos ahí y a la hora de entrar clases fuimos todos juntos caminando. Hay alcohol, o sea que la mayoría, van borrachos”, dejó deslizar la estudiante.

    Como la idea también fue hacer ruido a la entrada de la institución, llevaron bengalas y también espuma.
    No todos participaron, ya que hay algunos chicos a los que sus padres no les permitieron asistir, porque no les parecen que esté bien. “En mi agrupación hay un par que, como alguno de sus padres trabaja en el colegio, los dejaron ir a partir de las tres de la mañana como para que duerman un rato y no sin dormir la noche entera”.

    Dicho por la misma alumna, a las autoridades no les cayó nada bien ni les pareció simpática la modalidad adoptada, sin embargo sostuvo: “Ellos no pueden hacer nada, aunque si tirábamos espuma adentro nos suspendían”. En el caso de detección de estado de ebriedad en alguno de los chicos, la medida es llamar a los padres para que lo retiren del establecimiento.

    Entonces, estos futuros egresados, con sus máscaras, buzos especiales que los identifican, ruido y sin dormir encararon su último primer día de escuela del resto de sus vidas.

    Si bien la primera clase del año se terminó dictando igual, para los profesores fue una verdadera lucha y búsqueda constante de paciencia y atención, porque los estudiantes fueron decididos a no hacer caso. “Dieron la clase como pudieron, porque sabían que no teníamos ganas de hacer nada”.

    Las posturas de los padres respecto del tema resultaron tan variables como la cantidad de alumnos en un aula. Algunos entienden las ganas de celebrar, otros son rotundos y no permiten que su hijo participe, hay quienes no están de acuerdo, pero aceptan para que el chico no quede afuera y pueda compartir con sus compañeros.

    Todos coinciden en la preocupación por el consumo de bebidas alcohólicas que pueda darse, aunque muchos confían en que su hijo o hija “no toma”. Asimismo, la mayoría descarta que pueda llegar a haber utilización de drogas de cualquier tipo.

    Campaña de prevención

    La iniciativa del Defensor del Pueblo adjunto de la Provincia, Walter Martello, es con el objetivo de que se pueda empezar a definir una estrategia conjunta de los 135 municipios bonaerenses con ministerios nacionales y provinciales para trabajar en pos de aumentar los controles y prevención, ya que el crecimiento del consumo de alcohol, cocaína y éxtasis por parte de niños y adolescentes es alarmante.

    De esta manera, propuso comenzar a desarrollar una estrategia para acelerar campañas de control, prevención y concientización con respecto del “Ultimo Primer Día”. 

    Martello destacó que otros indicadores preocupantes apuntan a que en la Argentina “hay 2.299.598 nuevos consumidores de alcohol en el último año, de los cuales 319.994 son preadolescentes y adolescentes. A su vez, en comparación a 2010, se triplicó la presencia de cocaína entre los jóvenes de esta franja etaria. Y el consumo de éxtasis en niños y adolescentes aumentó un 200 por ciento”.

    “Por lo que estuvimos analizando, existe una desarticulación entre los distintos niveles del Estado para abordar este flagelo. En los últimos años se registraron distintos tipos de incidentes durante la celebración del Ultimo Primer Día, lo que exige que haya una presencia activa del Estado en todos sus niveles dado que está en juego, principalmente, la salud de miles de jóvenes y adolescentes”, apuntó Martello.

    El defensor adjunto consideró que “existen iniciativas en municipios que establecieron programas especiales por el Ultimo Primer Día, pero necesitamos un abordaje integral que nos sirva para prevenir las adicciones en la población juvenil y para dar un mensaje de que las drogas y el alcohol nada tienen que ver con la diversión”.


    https://www.youtube.com/watch?v=1Tl215nBmj0 adolescentes Argentinos y el consumo del alcohol- tv publica

    https://www.youtube.com/watch?v=ReVITOml4Ks previas adolescentes- CQC

    https://www.youtube.com/watch?v=7PU1QsLj3EQ UPD

    https://www.youtube.com/watch?v=tWErosDt8WM UPD- telefe